57 3052944596 info@cerebration.com.co

“La educación autodidacta es, creo firmemente, el único tipo de educación que existe”, una afirmación de Isaac Asimov.

¿Somos todos autodidactas?

Todos tenemos un cerebro autodidacta, puede que esté perdido y escondido debajo de muchos prejuicios, con todo, podemos rescatarlo. Si te interesa este tema, en este artículo te daré pautas para lograrlo. Históricamente, son aquellos cerebros que se han permitido aprender con métodos “diferentes” los que se han destacado por logros excepcionales a lo largo del tiempo.

¿Por dónde puedo empezar si quiero ser una autodidacta? 

Todos los cerebros son diferentes. En este artículo presento características comunes de relacionamiento de un cerebro autodidacta con 4 contextos: consigo mismo, con las personas que le rodean, con su entorno y con el aprendizaje, sin embargo estas pueden variar según la personalidad y el entorno de cada ser humano. Estamos en una era favorable para ser autodidactas, la información está mucho más disponible a una mayor velocidad y en diferentes formatos.

Este artículo te ayuda a encontrar tu propio camino de auto-aprendizaje, lleno de aventuras, pasión e incertidumbre, persiguiendo lo que nos mantiene vivos y despiertos: nuestros sueños y nuestra capacidad de ir por ellos.  

Cerebration - Taller del Tiempo - Una vision estrategica

¿Cómo se relaciona un cerebro autodidacta consigo mismo?

Se conoce a sí mismo:  Todos somos distintos, y esas características que nos hacen diferentes, son las que nos hacen seres únicos y especiales. Vernos al espejo y poder identificar esas características que nos hacen únicos es precisamente conocernos a nosotros mismos. Un cerebro autodidacta se conoce a sí mismo, y se ocupa de desarrollar esta habilidad de autoconocerse todos los días, es una aventura que una vez se comienza sólo se termina hasta que finaliza nuestra propia existencia. 

Gustos e Intereses: Al existir este autoconocimiento, se da espontánea y consecuentemente la clara identificación de gustos e intereses, así como el planteamiento de sueños por cumplir, que se traduce en objetivos y metas a ser alcanzadas a lo largo de la propia vida.

Ritmos: Un autodidacta también conoce sus propios ritmos, es decir su reloj biológico. Sabe ubicar sus momentos de aprendizaje, recreación, descanso, etc. Esta habilidad le permite administrar y aprovechar sus diferentes niveles de energía, y crear hábitos de vida que la sociedad interpreta como disciplina y compromiso.

En mi caso particular, me gusta ayudar a mi hijos con métodos que les permitan avanzar respetando sus ritmos. Smartick es un ejemplo de ello, practican la lectura y las matemáticas avanzando,  eligiendo ellos mismos, esos momentos de enfoque.  

Se quiere: Cuando nos acercamos al aprendizaje existe un respeto y reconocimiento por las propias habilidades y capacidades. Una persona que aprende por sí misma tiene un diálogo interno positivo que le favorece para lograr sus objetivos, enfrentar y solucionar cada obstáculo. Thomas Alva Edison demuestra, entre otras cualidades, su amor propio al autoreconocerse: “No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla”.

Se cuida: Para estar en capacidad de aprender es necesario cuidarnos comenzando por lo más básico: comer, moverse y dormir

Cree en un futuro mejor: Tener y perseguir sueños deja entrever la fe en un futuro mejor, y esta característica le permite a un cerebro autodidacta no desfallecer aunque encuentre muchos obstáculos en el camino para lograr sus propios objetivos.

Toma decisiones: Una persona que decide aprender por sí misma sabe que está en su poder decir sí o decir no, y las consecuencias de estas decisiones. Con todo, enfrenta estos desafíos anticipando las consecuencias y eligiendo según su propio fuero interno.

Cerebration - Durante el Viaje

¿Cómo se relaciona un cerebro autodidacta con las personas que le rodean?

Elige de quién se rodea: Una persona autodidacta entiende que su entorno es definitivo y fundamental para lograr lo que quiere aprender y lograr, por tanto, se empodera y es capaz de acercarse o alejarse de personas. Se ocupa de cultivar relaciones y definitivamente le gusta rodearse de personas que saben más o algo diferente. Entiende que cada persona es diferente y es capaz de admirar y dar valor a cada persona.

Comportamientos Sociales:

Crítico: Dado que tiene un pensamiento crítico, se relaciona de una forma honesta y transparente con su entorno, se convierte en una persona que aporta a la sociedad con su punto de vista aunque a veces no esté de acuerdo o no sea la opinión de la gran mayoría, con todo, es capaz de argumentar sus opiniones.

Empático: Puede entender las emociones, cualidades y personalidad de los demás; cultiva relaciones respetuosas, colaborativas, inclusivas y a largo plazo.

Abierto: Cuando una persona se permite aprender por su propia cuenta permanece con un pensamiento abierto, a conocer personas, temas, lugares así como a asumir los errores como oportunidades de aprendizaje, de crecimiento y de evolución.

Pide ayuda y le gusta ayudar: Dado que sabe que no tiene toda la información, habilidades o especialización. Tener este comportamiento le permite lograr sus objetivos, crecer, colaborar y por supuesto: nunca parar de aprender. 

Enseñar: Un cerebro que enseña debe hacer procesos mentales previos que le obligan a aprender lo que está enseñando.

Cerebration - Un impacto de por vida - Gestion del tiempo

¿Cómo se relaciona un cerebro autodidacta con su entorno físico?

Es ordenado: Un cerebro autodidacta define una forma de auto-organizarse, comprende los procesos y ciclos naturales, entiende y respeta a la naturaleza y aprende de ella.

Experimenta y Practica: Quien es autodidacta le da valor a la práctica y la experimentación por encima de obtener calificaciones y diplomas, cree en el poder de intentar, repetir y concluir. Aplica lo que está aprendiendo a proyectos, en lo que conecta conocimientos de diferentes dominios.

Aventurero: El cerebro autodidacta tiene un espíritu inquieto, le gusta conocer nuevas personas, lugares, culturas y contextos, en dónde aprende de forma natural.

Prepara y administra su entorno: Cuando se busca aprender algo, el entorno físico es importante, tener disponible las herramientas para aprender y practicar es definitivo. Por tanto, adecuar espacios que favorezcan y permitan tener una continuidad en el proceso, es definitivamente necesario.

Emoción - Cerebration

¿Cómo se relaciona un cerebro autodidacta con el aprendizaje?

Se acerca con gusto: Le gusta aprender, y así se acerca al aprendizaje. No lo asume como un rol o una tarea, al contrario, es un juego en el que se divierte. Nunca para de querer aprender, porque sabe que siempre puede llegar más lejos, a dónde se proponga.

Mente de principiante: Al que le interesa aprender, sabe escuchar, y se acerca con curiosidad, esto lo demuestra tomando notas, haciendo mapas mentales, se atreve a preguntar, no da por hecho que ya sabe de un tema, y se ocupa con genuino interés.

Método de aprendizaje: Alguien que se permite aprender por su cuenta, desarrolla sus propios métodos de aprendizaje y los implementa, se interesa por combinar métodos y crea sus propias rutas de aprendizaje. Busca información por diferentes medios y en diferentes formatos, y se ocupa de aplicar los conocimientos que adquiere para lograr los resultados que busca. 

Capacidad de Concentrarse: Sabe alejar la distracción del entorno para enfocarse por períodos que decide conscientemente. 

Recursos: Utiliza los recursos que tiene a su disposición, y los hace funcionar según sus propias necesidades. Busca sobrepasar limitantes, y se ocupa de ver las oportunidades que tiene con lo que su entorno le puede brindar.

Respeto y Paciencia: Se acerca a aprender con respeto y agradecimiento por el proceso, por los ciclos necesarios que le llevan a la especialización y la maestría, es paciente en cada paso y comprende que todo aprendizaje requiere un ciclo, una curva que le permite crecer. Es capaz de reconocer, felicitar y compartir sus logros.

Mi opinión es que no deberíamos clasificarnos entre seres humanos autodidactas y los que no lo son, sino que podemos complementar los procesos dirigidos de aprendizaje con procesos auto-dirigidos complementarios, y viceversa. Identificar y rescatar los propios objetivos cada vez que nos acercamos al aprendizaje, permite un proceso natural y favorable, después de todo, “aprender es parte de la vida”. Todo lo que hacemos tiene una razón intrínseca, identificarla le da motivación a nuestro cerebro, lo que nos lleva a la acción de aprender, aplicar y evolucionar como seres humanos. 

Me encanta leer tus comentarios, síguenos en nuestras redes sociales, y solicita nuestro portafolio de talleres y conferencias, en Cerebration creemos que inspirar, es más que dar.