57 3052944596 info@cerebration.com.co

Ahora más que nunca, la educación virtual y las soluciones de aprendizaje autónomo y personalizado, son una necesidad fundamental en la formación de cualquier persona, en especial de niñ@s y jóvenes.  A partir de la pandemia por el COVID-19, la educación virtual, los conceptos de e-learning y blended learning han pasado de ser una opción a una necesidad fundamental.

Es evidente que ha sido necesario improvisar para muchas instituciones educativas que en su método tradicional, no estaban preparadas. Sin embargo, hace ya más de tres décadas, existen soluciones complementarias y alternativas a la educación tradicional que proveen varias ventajas frente al sistema. 

En este artículo profundizaré según mis observaciones en la última década, sobre lo que se tiene en cuenta a la hora de elegir una solución de aprendizaje remoto y el desafío de la educación virtual de aquí en adelante.

Lo que niñ@s y jóvenes valoran en las soluciones virtuales:

Protagonismo: Lo primero es que el protagonista es el/la niñ@ o joven, y alrededor de él gira el aprendizaje. 

Personalización: Cuando se introduce este concepto de protagonismo, indiscutiblemente nos enfrentamos a un mundo totalmente diferente para cada “estudiante”, lo cual es muy complicado de manejar en cualquier aula convencional. Cuando el protagonista tiene posibilidad de escoger, entonces hablamos de personalización de acuerdo a los intereses, gustos y ritmos de cada uno. Vaya, qué desafío!

Capacidad de elegir: El/La niñ@ o joven quien toma la decisión, es decir,   ÉL O ELLA ES QUIEN  ELIGE, y este será el desafío de aquí en adelante para todos los que prestamos  servicios de educación.

El juego: En neuroeducación hablamos mucho de “estimulación” como motor de todo el aprendizaje, “estar estimulado” es algo que se tiene per sé mientras estamos vivos y pertenecemos a un entorno, es decir, cada persona y cada ser tiene sus gustos, sus intereses, sus ritmos, en condiciones adecuadas, no se le estimula a un niño a hablar, él mismo a su propio ritmo comienza a hacerlo, por imitación, por necesidad, y entonces no se trata de estimular, sino de acompañar sus intereses, sus gustos, sus necesidades, en el oficio que debería desempeñar un niño en toda su niñez: JUGAR.

JUGAR ES LA PRINCIPAL OCUPACIÓN DE UN NIÑ@, y es por medio del juego que se dan de forma natural la mayoría de los aprendizajes definitivos en la niñez, y definirán al adulto que llegará a ser ese niñ@. ¿Han conocido un adulto que sabe jugar bien? Bueno, no lo llamamos así, en un entorno empresarial hablamos de integrantes de un equipo con habilidades blandas, facilidad de comunicación, liderazgo…. pero al final, ese adulto maduro emocionalmente, seguramente fue un niñ@ que sabía jugar, con quien era divertido jugar… y al que todos querían en su equipo, no para ganar, sino para divertirse!.  

A jugar se aprende, y la mejor época es la niñez, a jugar se aprende: JUGANDO, ya en la adultez podemos gastar el presupuesto en desarrollo de habilidades blandas, habilidades gerenciales, habilidades de comunicación, o como las queramos llamar, sin embargo es mejor invertir en tiempo de niñez, así llegará un adulto preparado para “jugar en equipo”, como dice Jame Heckman, premio Nobel de Economía en el año 2000, “Invertir en la infancia es más rentable que invertir en acciones”. 

El juego es la característica más valorada de los niñ@s, ellos no eligen “soluciones de educación virtual”, ellos eligen: Juegos. ¿Sabes cómo juega tu hij@? ¿Sabes a qué le gusta jugar? ¿Sabes cuales son sus mejores amig@s, en qué juegos? ¿Juegas con tu hij@? ¿Tienes ambientes en tu casa para compartir un espacio de jueg@? Si quieres que se desarrolle adecuadamente, lo más importante gira entorno al JUEGO, y la función como padres está dirigida a ser esos acompañantes que permiten que esa actividad (juego) sea posible, con nosotros, con sus amigos, con sus abuelos, con sus hermanos, con sus profesores, con nosotros mismos etc.

Emoción: La palabra emoción tiene en sí misma la acción, la emoción nos lleva a la acción, y por naturaleza nuestros hijos quieren moverse, emocionarse, tomar acciones, así que así es como ellos aprenden, a partir de la emoción, se integran a las actividades que les generen emoción. 

Intereses: A los niños les llama la atención cuando ellos pueden ser parte activa del aprendizaje, pueden lograr objetivos, pueden crear, pueden elegir de acuerdo a sus intereses, esto lo hacen muy bien las plataformas que incluyen gamificación para el aprendizaje, por ejemplo introducen un avatar, al cual pueden decorar de acuerdo a sus propias preferencias, y juegan con ese avatar, esto les encanta!

Socialización: Somos seres sociales por naturaleza, y nos gusta ver también los gustos, intereses, preferencias y ritmos de otros, encontrar intersecciones, a eso le llamamos: socializar. Cuando las soluciones de educación virtual permiten socializar desde la diversidad innata de cada ser, l@s niñ@s reconocen esa características, y la valoran sobremanera.

Lo que los padres valoran en las soluciones virtuales:

Es verdad que los niños eligen, pero los padres pagamos! Jejeje. También valoramos algunas características a la hora de elegir soluciones de educación virtual, ahí van las que he observado, en familias que educan basados en el respeto y el amor, que son más valoradas:

Necesidad de acompañamiento: Como padres buscamos empoderar a nuestros hijos para que ellos puedan ejecutar acciones con nuestro apoyo al inicio, pero que lleguen a hacerlo ellos mismos. Así que valoramos bastante que sean herramientas que apoyen el aprendizaje autónomo, la autocorrección y la posibilidad de intentar cuantas veces quieran sin que ello genere frustración.

Tutoriales: Creo que es una de las principales ventajas de la actual revolución virtual, en una clase presencial magistral, el docente emite su explicación al ritmo del tiempo de la clase, sin embargo, poder “detener el tiempo”, repetir el video para entender algún concepto que tal vez hasta ahora estábamos entendiendo y se nos pasó algo que dijo el/la profesor@, esa es una ventaja invaluable de la educación virtual, y se presentan muy bien en tutoriales o videos en general que puedan verse cuántas veces se requiera y planteen posibilidad de practicar ese contenido específico.

Medición del progreso: Obviamente a los niños les gusta JUGAR, a los padres también nos gusta verlos aprender con agrado, sin embargo también nos gusta traspasar eso a un lenguaje de objetivos, progresos y logros, queremos saber “cómo van” y “en qué van”, “que han hecho”, dado que la mayoría de los padres hemos atendido un sistema escolar tradicional y es el modelo que conocemos.

Continuidad: Como padres y como seres humanos, sabemos que aprendemos lo que practicamos continuamente, lo demás lo olvidamos, por tanto como padres valoramos que el aprendizaje tenga una continuidad para nuestros hijos que les permita llevar sus conocimientos a memoria de largo plazo.

Involucrarnos: A los padres comprometidos nos gusta también tener la posibilidad de ponernos a jugar, entrar en el mundo del@ niñ@, hacernos con ell@s un equipo de juego, y tener esa posibilidad es realmente valorada a la hora de elegir.

El medio ambiente: Con la actual conciencia del planeta, los padres queremos dejar a nuestros hijos un mundo sostenible, una huella de responsabilidad y respeto, por esto queremos cuidar el mundo de hoy para que les acoja a ellos y sus futuras generaciones.

Como familia escogemos con estos criterios, entre otros, las plataformas virtuales que apoyan el aprendizaje académico de nuestros hijos, para las matemáticas, aquí les dejo un link con la que han elegido nuestros hijos, y con quienes tenemos una alianza que les beneficia a los lectores Cerebration, Smartick, ellos tienen muchas más características, realmente los admiramos. 

Considero que la nueva necesidad de educación, y la pandemia a resaltado una necesidad que a la vez presenta ventajas en el aprendizaje para el futuro, espero que este artículo, escrito desde la experiencia como padres, aporte y enriquezca las soluciones y los criterios de construcción de las soluciones nacientes así como la mejora de las existentes.

Me encantará saber qué valoras tu o tus hij@s cuando eliges herramientas, plataformas o soluciones de educación virtual para tus hijos, y me aportes otras que consideres importantes o hayas observado en tu propio entorno.

Escrito por Andrea Mora