57 3052944596 info@cerebration.com.co

¿Por qué es tan importante el desayuno? El cerebro es la máquina mediante la cual aprendemos todo lo que sabemos, opera todo nuestro cuerpo, y necesita nutrientes para funcionar, los cuales son obtenidos mediante la ingesta de alimentos. Por tanto, para poder aprender, es fundamental una buena alimentación y dentro de ella el desayuno es la primera y más importante de las comidas.

 

3 reglas fundamentales del desayuno

1. Desayunar siempre. Lamentablemente en nuestra cultura de inmediatez, el desayuno es uno de los pasos que nos saltamos en la mañana con variadas excusas, como que “se me hizo tarde y no tengo tiempo”o “me levanto muy temprano y no tengo hambre”. El momento del desayuno termina “pagando” el precio de una mala planeación el día anterior. Tan importante y necesario como estar despiertos al levantarnos, debe ser desayunar todos los días.

2. Mantener un horario. Dado que venimos de un ayuno prolongado después de dormir en la noche, es importante no retrasar la hora de desayunar. 

3. La comida más abundante del día. Seguramente has escuchado que debemos desayunar como reyes, almorzar como príncipes y cenar como mendigos. Es cierto, en el desayuno debemos incluir una proteína, un carbohidrato, una porción de fruta y una bebida como mínimo, el cerebro lo necesita para comenzar bien. 

Beneficios de desayunar

Memoria. Estudios han demostrado que las personas que desayunan tienen una mejor memoria a corto y largo plazo, es de esperarse que si tenemos el “tanque de gasolina” lleno en nuestra máquina que es nuestro cerebro, esta máquina funcione mejor.

Atención. Cuando no desayunamos, nuestro cerebro estará enviando las alertas a todo nuestro cuerpo para conseguir los nutrientes necesarios. El hecho de tener esta necesidad fundamental cubierta permite al cerebro comenzar a operar y por lo tanto hace posible la capacidad de atención y enfoque.

Rendimiento intelectual.  La memoria y la atención son los principales ingredientes para un desempeño intelectual satisfactorio. Dado que desayunar favorece estos dos componentes, el rendimiento intelectual es positivamente impactado.

Calificaciones. Si el rendimiento intelectual se ve favorecido, las calificaciones serán mejores, hay muchos ejemplos de niños con bajo rendimiento académico en sitios de  pobreza, la principal razón no es una cuestión de capacidad intelectual sino una nutrición deficiente. Una de las medidas que debe tomarse para favorecer el aprendizaje es proveer a l@s niñ@s una nutrición saludable.  

Peso. El desayuno es un hábito alimenticio definitivo en cada ser humano, el orden en este hábito coadyuva a mantener un peso saludable a cualquier edad. 

Deportes. El cerebro es el responsable de todas las funciones tanto mentales como motoras en nuestro cuerpo, desayunar de una forma saludable favorece la ejecución de aprendizaje motor, básico en el desempeño de cualquier deporte.

Lo que debemos favorecer los padres y cuidadores en el desayuno

Tiempo: Dedicar mínimo 15 minutos de nuestro día para el desayuno, nos va a devolver múltiples beneficios durante todo el día y paulatinamente durante toda la vida. 

Lugar: Dispongamos un lugar aseado para consumir el desayuno, en lo posible con luz natural dado que la luz solar favorece las funciones cerebrales en la mañana y provee vitamina D. Los espacios son definitivos para favorecer cualquier actividad.

Emociones: Hagamos todo lo posible para que este momento sea tranquilo, desafortunadamente este momento se ve afectado cuando en el hogar no existen rutinas y “se hace tarde” con regularidad.  Los padres podemos favorecer este momento y no hacer preguntas que debieron resolverse la noche anterior, me refiero a preguntas como: ¿ya hiciste tus tareas? ¿ya tienes lista tu maleta? ¿ya encontraste tus medias? Es necesario que este momento sea un momento de calma, masticar cada bocado mínimo 30 veces es el primer paso de la digestión y eso no va a ser posible si tenemos que resolver otras tareas.

10 secretos para lograr desayunar saludablemente a diario

Aunque conozcamos los beneficios y entendamos las razones por las que es tan importante, el desayuno en el día a día a veces se vuelve un ideal imposible de lograr. Quiero darte algunos secretos que he ido construyendo a lo largo de más de 14 años siendo mamá.

1. Prepárate. Los que han participado de mis charlas, seminarios, talleres y asesorías personalizadas me escuchan decir mucho que el día comienza la noche anterior. Es mi mayor secreto, así que prepárate:

  • Ingredientes: El día anterior asegúrate de tener los ingredientes para el desayuno del siguiente día, en realidad lo que recomiendo es tener un menú semanal y tener comprados los ingredientes del menú para la semana. 
  • Espacios. El desorden genera estrés y mal genio, y el mal genio se siente en la sazón. Para que el desayuno tome sólo 15 minutos y sea un momento tranquilo lo que hago es dejar la cocina limpia y organizada la noche anterior para poder preparar el desayuno al otro día, así como el comedor o el sitio que destinamos para su consumo, de esta forma en la mañana es fácil y rápido preparar y servir.
  • Horario. Planea incluyendo los 15 minutos del desayuno, los fines de semana es una buena idea mantener el mismo horario para desayunar, levantándose temprano lo mejor que va a pasar es que “te rinda el día”.
  • Dormir bien. El buen descanso favorece desayunar bien puesto que cuando hemos dormido las horas necesarias indiscutiblemente nos despertaremos con hambre. Un niño, antes de los 14 años, debe dormir mínimo 10 horas, los adolescentes además tienden a dormir más horas debido al gasto de energía en su cuerpo por los profundos cambios tanto físicos como emocionales. Un adulto debería dormir entre 6 y 8 horas. Cuando dormimos bien tendremos ganas de desayunar. 

2. El primer bocado. Las papilas gustativas son receptores sensoriales en nuestro cuerpo, recomiendo que el primer bocado contenga sal, así las papilas gustativas se abren y entonces hay apetito para desayunar. 

3. Azúcar. El azúcar quita el hambre y genera un sinnúmero de problemas en el aprendizaje, explicar el daño que hace el azúcar es un tema extenso, por ahora el mensaje que quiero transmitir claramente es que en el desayuno debemos tender a ingerir alimentos naturales, optar por la ingesta de fruta en su forma natural y aprender a revisar la información nutricional en relación al consumo de azúcar. 

4. Participación. Anima a tus hij@s a participar en la elaboración del desayuno, por ejemplo, puede hacer el jugo de naranja o poner la mesa, o hacer el sándwich o algo de acuerdo con la edad del niñ@. Cuando los hij@s participan en la elaboración del desayuno indiscutiblemente comen más y lo disfrutan más además de colaborar positivamente con su autoestima y desarrollo de su autoconcepto, al sentirse capaces de una función tan vital como es preparar los alimentos para nutrirse, indiscutiblemente van a crecer empoderados y seguros.

5. Servir. El cerebro integra todos los sentidos en la evaluación de los alimentos así que es muy importante la presentación del desayuno, no le reste importancia, al contrario, favorezca “servir bonito”, no lleva más tiempo como parece, lo clave es dejar la loza y utensilios disponibles y limpios el día anterior. 

6. Porción y selección. Un secreto que tengo es servir en la mitad de la mesa para que cada uno se sirva, en general así los niñ@s comen con más agrado. Por ejemplo servir en una jarra la bebida, en bandejas el carbohidrato como los panes o las arepas y en recipientes la fruta de tal forma que cada uno pueda decidir qué y cuánto va a consumir. Una regla que tenemos en la mesa es: “lo que te sirves, lo consumes”. Así, logramos favorecer no solamente la nutrición, sino ayudarles para que ellos sepan tomar decisiones y sean autónomos. Inicialmente, mientras se convierte en un hábito, puedes implementarlo el fin de semana, que es cuando estamos juntos como familia y podemos tener un poco más de espacio y tiempo para hacerlo.

7. Variedad de alimentos. No es un buen momento para una comida rápida, al contrario, es el momento para la mejor comida del día. por tanto, tenga en cuenta que puede incluir caldo algunas veces por semana, también incluir verduras y frutas variadas, como espinaca o tomate en los huevos. 

8. Conversaciones. El desayuno es un buen momento para agradecer y para hablar de forma positiva a tus hij@s, desearles lo mejor para el día y comunicarse con un lenguaje amable y con respeto. Con este sabor va a transcurrir todo el día, con el sabor del ambiente que se vivió en casa en la mañana. Evite generar cualquier situación tensionante durante el desayuno, recuerde que muchos de los desórdenes en nutrición se generan cuando hay una relación desordenada entre emociones y comida, por tanto es buena idea favorecer un espacio sano y en calma con sus hijos mientras desayunan.

9. Rutina. Desarrolle una rutina alrededor del desayuno, tenga en cuenta que al cerebro le gusta saber qué sigue, el cerebro es feliz cuando encuentra un orden en sus actividades. Al cerebro le encantó enfocarse, concentrarse y aprender es lo mejor que le puede pasar. Por tanto, las rutinas son definitivamente necesarias tanto para la comida como para todo en la vida. 

10. Comenzar a estudiar. Recomiendo que comiencen a estudiar después de mínimo 30 minutos a una hora de haber desayunado. es importante favorecer la digestión. 

Recuerda que al cerebro le encanta tener rutinas y aprende con la práctica diaria, en general este es uno de nuestros mejores secretos: favorecer hábitos y rutinas, éstos generan un gran impacto positivo al proceso de aprendizaje y en general al desarrollo del potencial de un ser humano, por ejemplo tenemos una rutina de 15 minutos para practicar a diario matemáticas y lenguaje, es lo primero que hacen nuestros hijos después reposar el desayuno, lo hacen en Smartick, un programa con inteligencia artificial que va al ritmo de cada uno, lo puedes probar gratis por 7 días y tienes un descuento especial por ser lector de Cerebration aquí.

Espero haberte podido transmitir con este artículo la gran importancia que tiene el desayuno para el cerebro y su relación en el proceso de aprendizaje. Me encantará leerte en los comentarios y si quieres más información o disfrutar de nuestros servicios, no dudes en contactarte, estaremos gustosos en atenderte.