57 3052944596 info@cerebration.com.co

La nueva certeza es el constante cambio, en una era con profundas transformaciones que los expertos han denominado: la era digital, en la cual, lo relevante se centra en la información, su generación, su almacenamiento y procesamiento.

Por nuestra parte, como padres nos ocupamos de proveer a nuestr@s hij@s las herramientas necesarias para que “salgan adelante en la vida”, sin embargo, siendo padres en un cambio de era, esto tiende a ser bastante desafiante.

En nuestra época:

Hoy quiero centrarme en el tema de las matemáticas, hace poco tuve una conversación con algunas amigas, y pude confirmar una vez más que las matemáticas eran el “coco” de la época escolar, si revisamos la razón, los métodos de enseñanza sin ninguna duda tuvieron mucho que ver, aprendíamos para la evaluación, y luego, cuando lo practicamos? 

En ésta época:

Sin embargo podemos ser realistas y es que la mayoría sobrevivieron al colegio y al temor a las matemáticas, sin embargo hoy en día es necesario ser conscientes de lo que tenemos enfrente en la era digital: Inteligencia Artificial, Robótica, Programación, Nanotecnología, Industria Aeroespacial y Ciencia de Datos entre los más importantes.

En realidad, en esta era de la información, las matemáticas entran a jugar un papel fundamental que ya no es opcional. Dada la misma naturaleza de la era, la información está disponible a las distancia de un click, lo que es tanto una ventaja como un desafío mayor para nuestros hijos en el aprendizaje de las matemáticas.

Cabe notar que también el aprendizaje es mucho más emocionante, por fín la brecha entre el contenido (la información) y la aplicación real de los conocimientos está cada vez más cerrada. Muchos de nosotros recibimos información en el currículo matemático, y la frustración se daba al considerarlo muy difícil y sin una aplicación real, nos enfrentaban primero a un concepto que a resolver un problema de la vida real, con todo, las matemáticas están presentes como base en la comunicación entre seres humanos, tecnología y naturaleza. 

Los futuros analfabetas: 

Se habla que en 10 años, otros dicen que en 5 dada la aceleración que generó en COVID19, los nuevos analfabetas serán los que no sepan ciencias de la computación, así la población se divide en dos, los creadores de tecnologías o de soluciones informáticas, y los consumidores de las mismas. Ahora bien, para crear y solucionar qué necesitamos? Las matemáticas, que como ya nos decía hace mucho años Galileo Galilei “El Universo está escrito en el lenguaje de las matemáticas”.

El sistema educativo, su inicio y su fin

El sistema educativo creado en la revolución industrial, buscó capacitar personas aptas para poder desempeñarse en un empleo dentro de esa economía industrializada, en la cual la proyección profesional se desarrolló en el entorno de una economía basada en la producción de bienes materiales.

 Economía basada en Conocimiento

Ahora bien, en esta era digital, la proyección profesional de nuestros hijos y también la propia está basada en cargos o emprendimientos propios que se desarrollan en un entorno en el cual la  generación, almacenamiento y procesamiento de información está presente. Esta información tiene unas características ya identificables como relevancia, significado, vigencia y valor. 

El campo de acción en donde se requieren las matemáticas como base fundamental, es prácticamente el entorno general, todos los sectores usan tecnología, y necesitan administrar su información, podemos nombrar el sector de la salud, el transporte, el hogar, las telecomunicaciones, las ciencias naturales, medicina, ciencias sociales, música, internet, en fin, ¿qué podríamos nombrar que no cuente con la necesidad del procesamiento de la información?

Es una buena noticia saber que el uso de las matemáticas y la aplicación real de los conceptos es cada vez más cotidiano y masificado, sin embargo es preciso como padres ser conscientes de esta necesidad, y ante los cambiantes métodos de enseñanza, saber elegir y contar con que, nuestros hijos requieren unas bases realmente sólidas, esto ya no es opcional, es un requerimiento de la era.

Les insisto a los padres que podemos apoyar a nuestros hijos si tienen problemas con esta asignatura, pongamos gran atención para solucionar e investigar qué es lo que pasa, y motivarlos mostrando el uso real de estos conceptos que aprenden día a día, y que serán su forma natural de comunicarse en un futuro próximo. 

La competencia en la era industrial se basaba en la calidad, en la era industrial competimos básicamente entre humanos, pero no es así en esta era, nuestros hijos tendrán un entorno profesional rodeados de robots, y diferenciados por las capacidades que distinguen a los humanos: la capacidad de aprender en un contexto social, de crear, de colaborar, de abstracción y de inspirar a otros.

Algunas recomendaciones Cerebration

Aplicación en lo cotidiano: En el uso de las matemáticas, particularmente me gusta alentar a mis hijos a usar las matemáticas en la vida diaria, en lo cotidiano, en lo real, con paciencia y cariño, reforzando siempre lo bueno, las buenas ideas que tienen, las buenas preguntas y las buenas soluciones que genera,  e introducir los conceptos conforme los van necesitando, conforme van preguntando, conforme van teniendo la curiosidad que capacita al aprendizaje.  Te recomiendo que escuches a Adrian Paeza.

Práctica diaria: El cerebro aprende lo que practicamos de forma recurrente, entonces también me parece importante proveer ese espacio con soluciones agradables, que les provea experiencias positivas y les motive a practicar. En mi caso, usamos para esta práctica diaria Smartick, con Cerebration hemos hecho una alianza, tú que eres lector Cerebration puedes disfrutar 7 días de prueba y un descuento del 25% en tu primer plan contratado, lo recomiendo porque lo conocí y nos quedamos, ya llevamos casi 2 años.

Conversaciones, debates y curiosidad matemática: Los niños son científicos naturales, tienen preguntas y una capacidad de acercarse al conocimiento y desarrollo como lo hace un científico. Promover estas conversaciones en familia, permitir el debate y alentar esta curiosidad matemática genera en nuestros hijos lo necesario para aprender: motivación. Recuerdo que un día uno de mis hijos me preguntó: Mamá, si todos los humanos saltamos en el mismo momento exacto en todo el mundo, habría un terremoto? Me encantará saber ¿qué piensas tú? ¿Qué contestarías?

Escrito por Andrea Mora