57 3052944596 info@cerebration.com.co

Esta semana estuvimos con mis hijas en la escuela de la bicicleta, si, clase de bicicleta!!! En mi época no existía eso! Lo que existía era un papá o mamá, o un adulto teniendo la silla de la bicicleta de atrás y el hijo tratando de montar, y así aprendimos, en medio de rodillas raspadas y dolores de espalda de nuestros padres.  

En esta escuela de la bicicleta me sorprendió el método,  definitivamente, mis hijas aprendieron en 4 clases, cada una de 45 minutos en la cual se cuenta el tiempo de inscripción y el estiramiento, así que en tiempo real, son más o menos 30 minutos sobre la bicicleta, calculando, aprendieron en 2 horas. En la misma escuela vi personas de hasta 60 años aprendiendo, no se cayeron y el proceso funcionaba, qué maravilla!!! 

Soy apasionada por el aprendizaje así que me puse a observar, y llegué a la siguiente conclusión: el método importa, resulta que ahora no se aprende teniendo nadie a nadie en la bicicleta, lo primero que hacen es quitarle los  pedales a la bicicleta (existen en el mercado bicicletas sin pedales para los menores) y los instructores desarrollan el equilibrio, primero en el centro de la bicicleta, luego lateral y luego rodando, luego el alumno pasa a poder montar con pedales, siguen el mismo proceso de equilibrio en el centro y luego lateral derecho e izquierdo, y así hasta que domina la habilidad.  

Con esta experiencia concluí una vez más que el método importa en el aprendizaje, no es lo mismo aprender con uno o con otro, y definitivamente en este caso de la bicicleta fue una demostración espectacular, las niñas no sufrieron ni una caída, al contrario, iban desarrollando su confianza poco a poco y el método les da las herramientas, la seguridad y avanza según el ritmo de cada aprendiz, pero todos llegan al mismo resultado: montar la bicicleta con la habilidad requerida en una ciudad, y además con autoconfianza.  

Considero que en el aprendizaje académico pasa de la misma forma, la posibilidad de dar a los aprendices las herramientas y las instrucciones iniciales adecuadas además de permitirle el desarrollo de sus destrezas de forma individual, a su propio ritmo, deja como resultado un aprendizaje acelerado y con bases fuertes para enfrentar los obstáculos que el objeto de aprendizaje presente en el camino. Así también lo descubrió Maria Montessori, quien creó el método Montessori, en el cual cada niño aprende a su propio ritmo, las herramientas permiten la autocorrección y  la autoconfianza se refuerza con cada logro alcanzado. Así hoy en día también existen herramientas que aprovechan los adelantos tecnológicos para implementar un método, en mi caso he elegido a Smartick, método que recomendamos y con quienes tenemos una alianza que beneficia a nuestros lectores! Sigue el vínculo para conocer más.  Hemos elegido, entre muchos, este método en el aprendizaje académico de las matemáticas para nuestros hijos, es una plataforma que con Inteligencia Artificial identifica el nivel de cada uno, les propone ejercicios a su propio ritmo y les permite avanzar logrando aprender con autoconfianza para dar el siguiente paso. Adicionalmente cuenta con muchas herramientas que proveen una calidad extraordinaria para lograr aprender y lo más importante: motivación!!! 

Me da mucha confianza saber que mis hijos avanzan con bases sólidas en su aprendizaje, y que lo disfrutan. Considero que la labor como padres es escoger los métodos que se acomoden a los ritmos y particularidades de cada hijo, asegurarnos que las herramientas son adecuadas y que el método es evaluable en la confianza y seguridad que cada niño experimenta en la aplicación de los conocimientos y en la armonía del avance de cada proceso. Al fin y al cabo, lo que se aprende con confianza y con apoyo adecuado, permite lo más importante: disfrutar y sacar provecho de lo que aprendimos.  

Ya me despido, pues mis hijas quieren salir al parque adivinen a qué: a disfrutar lo que aprendieron!   

No olviden dejar sus comentarios, y cuéntame, conocen métodos que les funcionen de maravilla? Quiero conocerlos!!!

-Escrito por: Andrea Mora