57 3052944596 info@cerebration.com.co

Cómo han evolucionado los estudiantes en la era de la información

La educación está atravesando un inminente cambio estructural. La necesidad de solucionar el acceso a la educación en la pandemia del COVID-19 aportó grandes avances, y la era digital no sólo trae consigo grandes oportunidades, sino que las expectativas de los estudiantes también han evolucionado.

¿Por qué deberíamos ocuparnos de satisfacer esas nuevas expectativas de los estudiantes en la era de la información? Entre muchas otras razones, porque son los protagonistas de la cambiante economía global, y dependerá de satisfacer esas necesidades, el nivel de vida de cada individuo, su evolución y con ello la evolución de la economía global y de los humanos como especie.

Si logramos llenar las expectativas de los estudiantes, y que superen sus dificultades, estarán más preparados para su edad productiva, si aún más logramos apoyarlos para que logren sus propios objetivos, entonces serán adultos más integrales, felices, que aportarán desde sus propios talentos, con el conocimiento necesario para aportar a la sociedad, y como consecuencia será posible construir una sociedad más sostenible para todos.

¿Cuáles son las nuevas expectativas de los estudiantes en la era actual?

En este artículo explicaré los cuatro pilares de la educación según  Jacques Delors: Aprender a Conocer, Aprender a Hacer, Aprender a Convivir y Aprender a Ser desde la perspectiva del estudiante digital, presentando, en cada una, un aspecto de evolución, conclusiones y recomendaciones personales.

Con respecto a los cuatro pilares de la educación, el estudiante digital se convierte en el protagonista del aprendizaje y principal evaluador de las múltiples herramientas y medios para llegar al conocimiento, a la práctica y al desarrollo de sus habilidades blandas.

Los cuatro pilares de la educación

Aprender a Conocer: También denominado el saber – saber se refiere a la obtención de los conocimientos, consiste para cada persona en aprender a comprender el mundo que la rodea, al menos lo suficiente para vivir con dignidad, desarrollar sus capacidades profesionales y comunicarse con los demás. Los conocimientos y la obtención de conceptos ahora están disponibles a la distancia de una búsqueda en internet, con múltiples respuestas y la necesidad de lectura, comprensión, análisis y selección de respuestas según un objetivo de aprendizaje. 

 

Objetivo autónomo: Con respecto al saber – saber , el aprendiz digital se acerca al conocimiento con un objetivo autónomo, se acerca al conocimiento porque quiere aprender, con una motivación intrínseca que acelera su proceso de aprendizaje, inmerso en un entorno generoso de información y opciones para llegar a este conocimiento. Entender el porqué, la curiosidad y el afán de aplicar lo aprendido, son el primer paso para acercarse al aprendizaje.

Aprender a Hacer: Otros lo definen como saber hacer y se refiere a la aplicación de los conocimientos y conceptos en contextos prácticos, combinados para la resolución de uno o varios problemas. 

Busca aliados con experiencia: En este contexto de saber hacer, el estudiante digital busca aliados que le aporten en la solución de un problema que él ha identificado y que quiere o necesita resolver. En este sentido el aprendiz digital presenta dos cambios importantes: el primero es que tiene la capacidad de identificar y definir el problema o problemas que quiere resolver, el segundo es que es quien escoge sus aliados: profesores, mentores, tutores, que le pueden ayudar. En la era digital, el estudiante valora el nivel de experticia de sus aliados y evalúa si le funciona o no la metodología, por tanto le es posible escogerlos (seguirlos) de acuerdo a su propio interés y al cada vez mayor número de ofertas disponibles.

Aprender a convivir: Se refiere a aprender a vivir en comunidad, en un contexto de interdependencia y enmarcado en principios éticos acordados. 

Crea o participa en comunidades por áreas de interés: La evolución de un estudiante en la era digital se evidencia en la creciente tendencia de comunidades por área de interés, en la cuales la diversidad es la protagonista, y está lejos de verse como limitante; más bien se acepta como motor de cambio, evolución y aprendizaje contínuo.

Aprender a Ser:  Denominado también saber ser, se refiere al desarrollo de la capacidad de dotarse de un pensamiento autónomo y crítico y de elaborar un juicio propio, para determinar por sí mismos qué deben hacer en las diferentes circunstancias de la vida. 

El entorno: En este sentido, según recientes estudios de neurociencia, el entorno sigue siendo protagonista en el desarrollo del potencial de cualquier aprendiz. Dependiendo de este entorno más próximo, que en la mayoría de los casos está compuesto por la familia primaria, el individuo crea pensamiento crítico y el juicio para enfrentar la vida, lo recibe en la niñez y adolescencia, y lo aplicará en todas las edades de su vida, en los entornos en los que participe y en los diferentes roles de su vida.

Se involucra: En el saber ser, el estudiante digital investiga, y tiene a disposición oportunidades en éste contexto, que ha crecido y es de interés del aprendiz digital. Las tendencias en bienestar tanto en lo intelectual como en lo emocional y la salud física cada vez toman más participación en los aprendices de todas las edades, los cuales se involucran desde el interés, la investigación y el desarrollo contínuo de habilidades.

Algunas Conclusiones

El inminente cambio de la educación: Con la evidente disponibilidad de información útil en internet, el camino hacia el conocimiento permite mayor flexibilidad y obtención de resultados eficientes. La única forma de aprender está lejos de ser un salón de clase presencial con puestos organizados, población segmentada y un profesor con el “poder del conocimiento”. En el contexto digital, los grupos de clase son dinámicos, diversos, sincrónicos y asincrónicos, el estudiante elige en qué plataforma de aprendizaje aprender, el tema que quiere estudiar, y cómo va a acercarse a conseguir sus propios objetivos, aprendiendo a aprender, aprendiendo a hacer, aprendiendo a aportar a la sociedad desde su ser particular, diverso y único, con juicios y pensamientos propios. El estudiante es quien califica a su tutor, y decide si su método le funciona y en qué contextos.

Los tutores, mentores, profesores y maestros en la era de la información: Sin duda, el modelo tradicional del profesor que comparte conocimiento y encargado de emitir una calificación y “definición” del estudiante está cada vez más cuestionado. Los “maestros” de esta era se acercan a sus estudiantes compartiendo conceptos desde la experiencia y la aplicación real, mostrando resultados, y siendo sujetos a la evaluación de sus alumnos: sus seguidores. Hace además uso eficiente del tiempo, de herramientas audiovisuales y de las bondades de la vida en comunidad en la era digital.

La responsabilidades de los padres y cuidadores: Con las nuevas opciones de educación, es responsabilidad de los padres evolucionar para apoyar a nuestros hijos e hijas en los cuatro pilares de la educación, además de buscar presentarles la posibilidad de acceso a las oportunidades que se adapten a cada unx como seres únicos e irrepetibles. Por suerte estamos en esta era con muchas más opciones para escoger. 

El precio de la educación: En la era digital, el precio de la educación está directamente relacionado con la disponibilidad de conexión a internet, a un dispositivo de cómputo  (computador, tablet, móvil, etc) y al tiempo del estudiante. Existe una gran oferta de educación gratuita, disponible y útil, también la hay con precio relacionando los beneficios que justifican el pago para el estudiante que normalmente incluyen opciones de atención personalizada. 

Recomendaciones. En mi caso escojo plataformas con un equipo pedagógico detrás, que evolucione del modelo de un profesor transmitiendo información por un equipo de expertos que apoye y permita superar los obstáculos que se puedan presentar en la aplicación de conceptos de una forma sencilla, divertida y disponible, esto lo he encontrado, entre otras, en Smartick, un método para la práctica de lectura y matemáticas que con su equipo de expertos permite además de aprender, poder practicar los conceptos con un equipo pedagógico que asiste ante cualquier duda que se pueda presentaren la cual el estudiante es el protagonista.

Existen muchas plataformas que están ofreciendo modelos de educación innovadores, entre las que he probado y puedo recomendar puedo nombrar a Coursera, edX, Udemy, Doméstica, PruebaT, Platzi, Tarefa, en un largo etcétera.

El acceso al conocimiento está mucho más disponible que para antiguas generaciones, sin embargo aún sigue estando vigente el sabio dicho popular: “el conocimiento es poder”. Los invito a prestar atención en investigar y ofrecer soluciones de educación a los niños, niñas y jóvenes, que se adapten a sus necesidades particulares. En Cerebration te apoyamos, entre otros temas, en este proceso con talleres orientados a explicar cómo funciona el cerebro en el proceso de aprender, si te interesa profundizar solicita nuestro portafolio, también puedes anotarte en la lista de espera para que puedas participar de nuestros talleres gratuitos.

Te invito a que nos sigas en nuestras redes y estés pendiente de nuestras noticias, tips, todas las sorpresas que tenemos para tí.  Me encanta leerte en los comentarios.