57 3052944596 info@cerebration.com.co

Cuando nos enfrentamos al comienzo de un año académico de nuestros hijos o en general al comienzo de un proceso de aprendizaje, muchas veces le tememos a tener tantos deberes, tantos desafíos y tanto “conocimiento por adquirir”. Eso nos puede llevar a una pregunta. Entre todo lo que l@s niñ@s aprenden, ¿hay algo en lo que debería concentrarme más para tener éxito? Todo parece importante, entonces, ¿en qué me debería concentrar más?

Esto nos lleva a reflexionar sobre el objetivo para estudiar, ¿por qué estudiamos? ¿Para qué adquirimos los conocimientos que adquiriremos? ¿Es necesario aprender de muchos temas? En primer lugar la respuesta es si, el cerebro tiene una forma maravillosa de operar y es que cuando adquiere un conocimiento, es capaz de usar las conexiones que creó al adquirir ese conocimiento y lograr otras nuevas conexiones o combinarlas entre sí, así que sí es muy positivo aprender tanto como podamos y nos guste hacerlo; imaginemos que nuestro cerebro es espacio como el de una ciudad, cuando aprendemos adquirimos nuevos conocimientos, entonces se crean nuevas autopistas, que se van combinando entre sí y las utilizamos según a dónde queramos dirigirnos. Así es, aprendemos para tener herramientas para solucionar los problemas o situaciones que se nos presentan en la vida, ya sea laboralmente, en un negocio propio, así como también en nuestra vida personal y familiar. Imagínate que tu hij@ no pueda escribir su nombre en este mundo alfabetizado, o que no pueda saber cuánto dinero representa un billete que tiene.

Dentro de todas esas herramientas que adquirimos, existen algunas herramientas claves, básicas o siguiendo con nuestro ejemplo, dos autopistas principales sobre las cuales luego abriremos más calles, veamos cuales son:

“Autopista” Lecto-escritura: Saber leer es como aprender a comer en un mundo alfabetizado, nos comunicamos por medio de grafía, y es una herramienta fundamental. 

Hablemos de cada una de sus partes o “carriles” en particular:

Lectura: Ser capaz de leer y comprender un mensaje nos aporta la facilidad al comunicarnos, poder no solamente leer, sino comprender la situación es fundamental para poder solucionarla o darle una respuesta. Por tanto, la lectura comprensiva se convierte en una herramienta fundamental y básica.   

Escritura: En la vida diaria nada mejor para resolver un problema que un buen comunicador, una persona que entienda que está pasando, plantee una solución y sobretodo que la pueda comunicar. Crear, es uno de los últimos escalones del aprendizaje, y se aprende a partir de la escritura, cuando escribimos se hace una conexión entre nuestro corazón, nuestra mano y varias zonas del cerebro, implica un esfuerzo mental importante. Es la base para poder interpretar, cuando escribimos hacemos evidente que asimilamos los conocimientos, y si escribimos algo propio entonces somos creadores. Es no sólamente maravilloso, sino fundamental y necesario, saber escribir es saber crear, saber expresar, saber usar el lenguaje como una herramienta.

“Autopista” Matemáticas: En la vida académica practicamos mucho los conocimientos adquiridos simulando problemáticas y dándoles una solución. En la vida cotidiana todo el tiempo estamos teniendo problemáticas reales y dándoles solución, y en este proceso, además de saber leer, comprender y escribir, la capacidad de calcular y la lógica matemática constituyen piezas fundamentales para armar la solución.

Así es, la lectura, la escritura y las matemáticas, son las herramientas principales que debemos adquirir a la hora de aprender. Continuando con nuestra metáfora, entre más amplias, fuertes y largas sean estas autopistas, podremos crear y conectar más calles en nuestro cerebro para encontrar caminos y llegar a donde queramos o necesitemos llegar.

En Cerebration recomendamos que se practiquen a diario, recomendamos aprovechar todas las oportunidades para ampliar y profundizar en estas dos materias; esto será de provecho en todo nosotros y nuestr@s hij@s quieran aprender, son la base para asumir cualquier reto de aprendizaje, si queremos aprender lo que sea y tenemos estas dos herramientas bien cimentadas, el camino será mucho más holgado y atractivo. Recomendamos por ejemplo llevar un diario, escribir un agradecimiento diferente cada día, escribir la lista de lo que vamos a comprar, hacer todos los cálculos posibles, integrar a l@s niñ@s en las transacciones diarias, dejarlos pagar en el supermercado, hacer con ellos comparaciones de precios entre productos, y en fín, aprovechar todas las situaciones reales para usar y fortalecer estas herramientas.

También estamos muy felices porque Smartick ha lanzado Smartick Lectura en Latinoamérica, un programa para reforzar la lectura diaria en sesiones de 15 minutos, además de las matemáticas, con todos sus beneficios, por ejemplo, tiene un algoritmo con inteligencia artificial que va al ritmo de cada estudiante además de muchos elementos de gamificación. Es fascinante, lo recomendamos 100%, es una herramienta fundamental, que nos permite a los padres tener la seguridad que nuestr@s hij@s desarrollan lo fundamental de la mejor forma y así, el resto de las materias o áreas de estudio se hacen de una forma mucho más empoderada. 

Así es, siendo un buen lector y escritor, y con bases matemáticas firmes, nosotr@s y nuestr@s hij@s podemos aprender lo que queramos, pues tenemos las herramientas básicas y fundamentales bien cimentadas, tenemos las “autopistas” que dan lugar, soporte y conexiones a las calles que queramos construir. 

Espero que me cuentes cómo enfrentas tú este desafío diario de aprender matemáticas y lectura, así compartiremos secretos. Un abrazo.

Escrito por: Andrea Mora