57 3052944596 info@cerebration.com.co

En la actual crisis mundial de COVID19, muchos padres estamos acompañando a nuestros hij@s para que sigan con sus estudios de forma virtual, debido a que no van al colegio, y pueden motivarlos a estudiar es un gran desafío; a veces nos preguntan: ¿Para qué estudiar? ¿Por qué tengo que aprender conceptos y conceptos y conceptos? Según Gardner tenemos múltiples inteligencias, conjugar esas inteligencias con sus propias pasiones, talentos e intereses, los llevaran a alcanzar sus sueños, a ser felices, que es en definitiva lo que en realidad debemos aprender.

 

A veces acompañar a estudiar conceptos, en especial los matemáticos, nos desafía a los padres porque los han recibido separados de la realidad. Esta pandemia trae consigo varios conceptos de ciencia, de humanidades, y matemáticos, estamos inundados de números y números en las noticias. Según Galileo Galilei: «Las matemáticas son el lenguaje con el que Dios ha escrito el universo». 

Para aprender hay que estar motivados, y no hay nada mejor que aprender algo es de alcance en la vida real, que queremos aprender, que nos apetece, que tiene un sentido, así que en esta crisis les animo a dos cosas:

  • Acompañar a nuestros hijos en sus tareas.
  • Dar respuestas a las preguntas de nuestros hijos.

Para apoyarte, te daré unos tips y te presento una analogía del COVID19: 

Tips para acompañar a tus hijos a hacer tareas

 Enfoque: Establece tus prioridades pesando la realidad, antes de preocuparte mucho por las tareas, ocúpate más bien por acompañarle, por darle tu cariño y tranquilidad, eres un modelo, así que viendo cómo enfrentes tú la situación, te imitarán. Busca alternativas, juegos, sitios web, existen plataformas que motivan y presentan el aprendizaje de forma divertida, aquí te dejo mi recomendada en matemáticas.

Atención: Tómate el tiempo para responder sus preguntas, usa tu creatividad, tus habilidades, aprovecha este momento para conectar con tus hij@s, y transmitir confianza y tranquilidad.

Empatiza: Trata de integrar la vida real y el entorno, sus preguntas, gustos y preocupaciones con los conceptos de acuerdo a su nivel de desarrollo y conocimientos, trata de utilizar el lenguaje acorde a su edad.

Inspira: Transmite todos los beneficios que trae estudiar, aprender, que al fin y al cabo, se trata de encontrar y desarrollar nuestras pasiones, dales un porqué en lugar de un qué hacer.

Mi peli recomendada: La película de Donald en el mundo de las matemáticas es increíblemente buena, muestra las matemáticas integradas al universo, a la música… a mi me encanta!.

Aplanar la curva, un concepto matemático:

Un buen ejemplo para mostrarles a nuestr@s hij@s de aplicar conceptos matemáticos, es entender ¿qué es “aplanar la curva” y por qué es tan importante para “retrasar y contener” la propagación del covid-19?”, razón que nos han comunicado los noticieros que es la alternativa que los gobiernos han tomado para combatir el COVID19, justifica las medidas actuales, y trae consigo consecuencias para todos.

Aplanar la curva es un concepto totalmente matemático, y se les puede explicar a los niñ@s con un ejemplo según su edad, definitivamente será una conversación matemática, y como ayuda para los más pequeños les propongo lo siguiente historia:

Las montañas del COVID 

Había una vez, un supervillano, que se llama COVID19, le dicen el malvado COVID, que llegó a un mundo, el de los humanos: nosotros. Este malvado COVID entra en el cuerpo de los humanos, los infecta, y se divide en muchos pequeños malvados COVIDCITOS, lo obliga a transportarlos, para él poder entrar en más humanos. 

Cuando el malvado COVID entra en un cuerpo,  puede o no hacer mucho daño al humano, incluso lo puede matar y además toma como rehén a ese humano para crear caminos de  entrada a otros humanos. El humano no se da cuenta cuando el malvado COVID entra a su cuerpo, porque es imperceptible a sus ojos, y se demora unos 14 días creciendo dentro, convirtiéndose en millones de malvados COVIDCITOS, para luego salir por la boca de los humanos infectados, en pequeñas gotitas de saliva y mocos, desde donde los malvados COVIDCITOS intentarán entrar a otro ser humano, logrando ser lo que sus antecesores: convertirse en malvados COVIDS.  

Cuando le hacen daño, ese humano, debe ir a una zona de cuidado en el mundo humano, lugares llamados clínicas y hospitales, y allí hay superhéroes, que trabajan para poder curarlo, a veces lo logran, a veces no, pero estas zonas son limitadas y los superhéroes son pocos, comparados con los millones de malvados COVIDS que han logrado dividirse y ocupar más y más humanos muy rápidamente. 

Sabemos que al supervillano COVID le encantan las montañas empinadas, y las crea cuando entra en los cuerpos de los humanos, se convierte rápidamente en muchos COVIDCITOS y sale por sus bocas y narices para entrar en más cuerpos, así en menos tiempo infecta a muchas más personas. Es rápido, y sabe que hace más montañas empinadas si se mueve rápido. Los humanos, ya se dieron cuenta de su gusto por las montañas y saben que no tienen suficientes zonas de cuidado, que es dónde las desvanecen. 

Entonces los humanos encontraron otra forma de combatirlo mientras algunos superhéroes llamados científicos, encuentran cómo destruirlo definitivamente; esa forma es aplanando las montañas que crea, intentando hacerlas más anchas, intentando quitarle velocidad a COVID. Para lograrlo, los humanos deben cerrar sus puertas, porque cada puerta abierta es una posibilidad de camino de COVID para entrar en el cuerpo de otro humano y así construir montañas. Sin embargo, cerrar las puertas le quita la velocidad a COVID, pero es muy doloroso para los humanos, son una raza amigable, y tendrán que sacrificar abrazos, saludos, salir de su casa, ir a los recreos del colegio, reunirse, hacer fiestas, ir a trabajar, con todo lo que eso conlleva, para poder aplanar montañas. 

No debemos permitir que esas gotas llenas de COVIDCITOS se nos acerquen, por esto, en este punto de la historia todos tenemos la posibilidad de unirnos al ejército de supervillanos de los malvados COVIDS ó podemos hacerles frente; cada uno de nosotr@s, nuestr@s hijos y familias, haciendo de forma disciplinada el aislamiento en nuestros hogares, y siguiendo las medidas preventivas en casa, lograremos estar cerca de hacerle jaque mate al mavado COVID.   

En medio de esto están trabajando los otros superhéroes que son los científicos, ellos ya han vencido a otros supervillanos, como el supervillano aviar H5N1, la mortal y erradicada Viruela, el molesto Sarampión, el literario Cólera, y otros; todos los humanos tienen dentro unas armas con las que han vencido a los peores supervillanos: esas armas son variadas en cada ser humano, se llaman solidaridad, amor, esperanza, y hay muchas más, tantas que derrumbarían cualquier montaña de supervillanos.

Foto diseñada por Freepik.

Esta historia es real, aún no tiene fín, hasta ahora la estamos viviendo, y todos somos una parte activa y fundamental de ella, en cada uno está la libertad de elegir cortar caminos y ser del ejercito de los héroes, o permitirle al supervillano expandirse, darle velocidad y crear montañas más altas (más personas infectadas en menos tiempo), y ya que esta historia continúa y los humanos de esta generación, ya no seremos iguales después de esta visita de COVID, pongamosle a esta historia el mejor final posible que seguro por ahora consiste en aplanar la curva quedándonos sin excusas en casa; así, cada día haremos entre todos lo propio de nuestra raza, luchar y aliarnos, porque si aún no sabemos el fin de esta historia, si tenemos una certeza: depende de todos, todos tenemos la posibilidad de ser o no superhéroes esta vez, los gobiernos y los médicos y todos los humanos nos necesitamos unos a otros, esta vez para vencer al malvado COVID, para poder ganar. Ya hemos aprendido muchas lecciones, hay otras que faltan y necesitamos aprender. 

Me encantará saber cómo te ha ido acompañando a tus hijos a aprender, y te animo a que me lo compartas en los comentarios, ¿qué historias creas tú?, ¿qué formas has encontrado para enfrentar esta pandemia?

 -Escrito por: Andrea Mora